miércoles, 6 de mayo de 2009

Hombre y naturaleza


Este es el relato del hacedor de lluvia del sinólogo Richard Wihelm, en que muestra la esencia de la visión china del mundo acerca de cómo el hombre y la naturaleza forman un todo individual: "En cierto pueblo chino donde no había llovido durante varias semanas, se buscó a un hacedor de lluvia. Al llegar,, el anciano fue directamente a la casa que le habían preparado para él y se quedó allí sin realizar ninguna ceremonia hasta que llegaron las lluvias. Al preguntarle cómo había logrado que lloviera, el anciano explicó que la causalidad no había tenido nada que ver.
Al llegar al pueblo, él se había dado cuenta de la ausencia de un estado de armonía, y por consiguiente, que los procesos normales de la naturaleza no funcionaban según su diseño correcto. Cómo él también se encontraba afectado, se retiró a su cabaña a sosegarse. Recién cuando su armonía interna se recobró y el equilibrio se estableció de acuerdo con su patrón natural, empezó a llover"

*Sinología: estudio de la lengua, la literatura y las instituciones chinas.

4 comentarios:

  1. Anónimo11:18 a. m.

    Muy bonito, me ha encantado.Creo que la armonía es la mejor forma de permitir que todo fluya.


    Carmen-Fran

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:26 p. m.

    Es lo que necesitamos ahora aquí, hacedores de lluvia; pues como no llueva, se van a quedar los cereales enanos.


    Ocasinal

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:22 p. m.

    Hay personas que con sólo su presencia generán paz y armonia en el ambiente. Por lo cual, me creo lo de la historia del chino, aunque sea un dicho.


    Js

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado..... que linda forma de enseñar el fluir...

    Besos
    Fer

    ResponderEliminar