martes, 29 de junio de 2010

"El hombre (cada hombre) es un fin en si mismo, no el medio para los fines de los otros. Debe existir por su propio esfuerzo, sin sacrificarse a otros ni sacrificar a otros para si. La búsqueda de su propio interés racional y de su propia felicidad es el más alto propósito moral de su vida"
Ayn Rand, autora de La Rebelión de Atlas

1 comentario:

  1. Anónimo6:00 p. m.

    Lo que pasa que al sacrificarte por los otros, y ayudar a los demás, es una gran fuente de felicidad.

    PP

    ResponderEliminar