jueves, 3 de junio de 2010

Silencio para el cambio

Hace mucho que no escribo, las causa son varias; por una parte he estado de viaje y bastante ocupada, por otra   llevo un tiempo pensando en dar un nuevo giro a este blog, y a esto se le unió un comentario que un lector me dejó que he borrad pues usaba palabras "malsonantes", en el que me decía que dejaba de leerme pues yo pensaba mucho y lo que tenía que hacer es vivir. Todas estas razones me han mantenido alejada de mi teclado y de mi querido blog.
Parece que mi mente me pide un recicle y estoy convencida de que el comentario de este chico es un reflejo de mis pensamientos. Así que llevo unos días dándole vueltas al tema. Aún no he llegado a ninguna conclusión. He hablado con un amigo y me ha dicho que mientras pienso que voy a hacer que siga escribiendo pues hay mucha gente que me sigue.
Así que aquí estoy en plena necesidad de cambios compartiendo contigo la razón de mi silencio. 
¿Cómo puedo dejar de escribir? ¡Con lo que me gusta!

2 comentarios:

  1. Anónimo6:48 p. m.

    No creo que debas tomar decisiones por un comentario de un lector.Creo que lo muy bien y además es bueno para ti y para tus lectores.


    Js

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:09 a. m.

    Sigue escribiendo siempre que puedas, pues nos animas a seguir adelante.

    Rosa

    ResponderEliminar