miércoles, 30 de diciembre de 2009

Reflexiones sobre el amor

Ayer buscando unos ficheros antiguos me encontré con esto que escribí el lunes 27 de noviembre de 2006  y que me parecen perfectas para mi última reflexión de este año.
El AMOR, así escrito con mayúsculas, viene directamente desde el SER y por eso;
Acepta, no impone.
Lo guía el interior, no las circunstancias exteriores.
Crece con el tiempo, no con ser correspondido.
Da libertad, nunca esclaviza.
Es entrega, no compensación.
Es alentador, no restrictivo.
Es sabio, no son opiniones externas.
Es sereno, no exaltado.
Es esencia, no son formas.
Es libre, no tiene dueño.
Es impulso, no estancamiento.
Es felicidad, no aporta ni un poco de triateza.
Es interior, nunca exterior.
Es reconocer las igualdades y aceptar las diferencias.
Es lívido y aún así deja huellas que el tiempo no borra.
Es ver más allá de lo habitual.
Es desear el bien.
Es aquello que nos hace despertar y sentir que estamos viv@s.
El amor, es en definitiva … 
las alas que Dios nos ha dado para poder volar 
volar hacia la espiritualidad, 
hacia nuestra libertad, 
hacia el autoconocimiento.
Un vuelo, que es la vida, hacia el SER,
hacia lo mejor de cada un@ de nosotr@s.
Usa tus alas del AMOR y VUELA LIBRE.
Elvira, reflexiones del un lunes por la mañana, en el que mi alma está en paz y rebosante de Amor.

1 comentario:

  1. Anónimo11:18 a. m.

    Muy bonito, se nota que eres muy romantica.

    PP

    ResponderEliminar