miércoles, 2 de diciembre de 2009

¡PELIGRO, SERES HUMANOS ALREDEDOR!


Esta mañana he visto por la calle a un chico con una mascarilla que le cubría la boca y la nariz. Esta imagen la había visto en televisión y fuera de España, nunca, o al menos no lo recuerdo, aquí.
Enlazando con mi entrada del domingo se me ha ocurrido pensar que algo grave le está ocurriendo a la humanidad cuando el contacto personal es motivo de peligro y nos tenemos que cubrir para no contagiarnos y el contacto cibernético está en auge. 
Pensando, pensando se me ha ocurrido que tal vez nuestra crisis es por no relacionarnos con los demás, por no estar en contacto con otras personas.
¿De donde procede la verdadera felicidad? Imagínate que te toca la lotería, ¡menudo subidón! ¿Qué harías lo primero? ¿Ir a comprarte eso que tanto deseas o ir a contárselo a esa persona que es tan importante para ti? Imagina que tienes un montón de dinero para gastar y nadie para compartirlo. ¿Realmente te sentirías feliz?
Ahora imagina lo contrario, sólo tienes 20 Euros en el bolsillo y estás profundamente enamorada/o y vas a pasar la tarde con ese ser especial para ti ¿Cómo te sentirías?
Estoy totalmente convencida que la relación con los demás es lo que nos aporta la verdadera felicidad pues cuando nos encontramos, de verdad, con el prójimo nos olvidamos de nosotras/os mismas/os, nos hacemos transparentes. No hay mayor satisfacción que la del dar, la del sentirnos UNO con el ser humano que tenemos enfrente.
Cuanto más nos percibamos los seres humanos como enemigos, en la salud, en lo económico,..., más crisis habrá y más nos alejaremos de nuestra esencia, de lo que nos hace diferentes a un maniquí o a un animal. 
Solo la vuelta a la confianza y a la bondad puede hacer de este mundo un mundo armónico donde primen los valores.

1 comentario:

  1. Anónimo7:23 p. m.

    Tal vez llevara, ese chico, la mascara por algún problema alergico.
    Lo que realmente nos hace felices, es el calor humano y el reconocimiento de los demás.

    Pasaba por aquí

    ResponderEliminar