domingo, 16 de noviembre de 2008

Situaciones kármicas

Hola Lucía, ¡me ha encantado eso de que se la pique un pollo! la verdad es que lo que mi corazón siente es mandarle amor, no le deseo mal aunque no le de nunca mas la oportunidad de herirme.
Pues no, no es el mismo hombre, es alguien que ha vuelto de mi pasado, realmente no ha vuelto.. a pasado fugazmente...
Mi karma, mi aprendizaje son las relaciones con los hombres, a día de hoy pienso que mi problema es que doy demasiado y hay muchos hombres que no están a la altura de las mujeres como yo.
Cómo dice una canción;"si naciste para martillo del cielo te caen los clavos", o lo que es lo mismo según lo que hayas de aprender la vida te dará oportunidades para superarlo.
Esta ves he actuado de forma diferente y realmente me siento diferente por dentro y como estoy viviendo este post-trauma:-) Tal vez ya haya superado de una vez y para siempre este tema.
Tanto si es así como si no, lo compartiré con vosotros/as.
Ahora quiero estar tranquila y ¡no quiero saber nada de hombres, en el plano amoroso, por un tiempo!
Primero he de terminar de sanar, para luego estar preparada para el maravilloso amor que la vida me está reservando.

5 comentarios:

  1. Anónimo11:58 a. m.

    Veo que somos dos Carmenes las que te escribimos,para distinguirme yo firmare como Carmen-Fran, lo de Fran por lo de mi chico, que ya te conte la historia. Elvira los hombres son como la ropa, ( tu sabes lo que nos encanta a las mujeres la ropa).Pues unos son como los vestidos de fiesta muy bonitos cuando los ves,pero solo te sirven para una ocasión, muy pocas más, encambio esta ese pantalón, ese vestido...., que en un principio no te gusta, pero despues te le pones y te sientes bien con el, y te vale para todos los dias, incluido los festivos; asi debe ser un hombre,que este pendiente de nosotras,y de nuestro entorno, hijos,familia, amigos,,etc. Ese es el tipo de hombres que merecemos.

    Carmen-Fran

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:47 p. m.

    Me ha gustado eso de que los hombres son como la ropa! Hace tiempo estaba de vacaciones con mis hijos y mi ex marido (entonces marido) cuando vi a un ex novio por el mismo lugar, hacia tanto tiempo que no sabía de él... A raiz de aquel encuentro no volvimos a perder el contacto. Después de divorciarme y al cabo de un tiempo volvi a encontrarme con él, volvimos a reiniciar una relación, los dos estabamos divorciados, había sido una bonita historia de adolescentes. Pero esta vez no fué lo mismo, yo empecé a enamorarme de él pero me dí cuenta por mucho que me deciá lo que me queria que no me queria tanto...Cuando alguien te quiere, sus acciones dejar ver claramente cuanto le importas! Quizá solo quiso saber si yo estaba ahi, disponible para él, o quiza no supo cerrar el pasado, pero lo cierto es que había pasado mucho tiempo y ni él ni yo eramos los mismos, lo que estaba claro es que por mucho que me dijera que yo había sido una de las mujeres más importantes de su vida, una a la que más había querido, no era ni la única ni a la que más. Imagino que será como ese vestido de fiesta que solamente te sirve
    para una ocasión. Yo también le mando mucho amor, pero está claro que desde otro lugar y otra posición.

    Lucía

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:42 p. m.

    De lo que digan los hombres, la mitad de la mitad, y seguramente es la cuarta parte, ni caso.

    Marta

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:17 p. m.

    Razón tenia mi abuela, que no se cambio de mandil, en mas de teinta años, decia:! Hija este me vale pa to!, los nuevos te los pones, y no sabes que hacer, ni moverte,y se ensucian al momento,asi que este que estoy comoda.

    Pilar G

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:40 p. m.

    Me ha gustado el comentario de Carmen, sobre la ropa. La verdad que a veces una ve en los escaparates algo que te gusta, al ser nuevo, piensas que sera ideal,que con ello estaras fabulosa, que es lo mejor;piensas en ver más y más escaparates, incluso confias en la nuevas temporadas; luego un dia despiertas y te das cuenta que lo bueno lo teniamos en el armario guardado, olvidado; en realidad esa ropa "hombre" que estaba ahi olvidado, que no nos queriamos poner,es el que el destino nos tenia reservado y no queriamos reconocer,cuando lo reconoces te das cuenta lo confundida que habias estado, buscando y buscando nuevos ropajes.

    Andrea

    ResponderEliminar