viernes, 21 de noviembre de 2008

¡Rompamos nuestros corsés!

"¿Tendría razón Victor cuando le decía que ahora ella, Edith, empezaba a ser verdaderamente una mujer, es decir, una fuerza, una consciencia? Porque en sus días amables, rodeada de cosas gratas, no sentía como ahora, fluir la vida dentro de sí en forma de deseo, de contrariedad o de angustia. Se encontraba entonces como disuelta en la familia, en las fiestas, en los deportes, movidas por inclinaciones pueriles, por golpes de teléfono, por bocinazos de automóvil y músicas de baile" Extracto de la Venus mecánica de José Díaz Fernández, escrito en 1929.
Este texto lo escribió su autor hace ¡79 años! y está de rabiosa actualidad. Aquí describe la salida de una mujer de su zona cómoda, cuando deja atrás lo conocido, lo impuesto es cuando se quita el corsé y ¡empieza a vivir!, ¡empieza a sentir todas sus contrariedades, a sentirse ella misma!
¡Vamos a romper nuestros corsés para empezar a respirar libremente y a expresarnos tal cual somos! ¡Porque somos realmente maravillosas y maravillosos!

5 comentarios:

  1. Anónimo11:42 a. m.

    No me estraña que rompiera el corsé, con lo que aprietan. Lo más bello es la libertad; cuando llevas una prenda que te agobia estas incomoda, apenas puedes respirar; y solo por que te veas o vean guapa. Pongamonos lo comodo lo que nos da libertad...
    Bs
    Marta

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:20 p. m.

    Lo más maravilloso que existe es la libertad de expresión.
    Sin ella estamos limiados.

    Js

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:31 p. m.

    LLevamos tantos corsés, que ha veces me ahogan.

    Clara

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:00 p. m.

    La propia vida a veces es como un corse,si una no sabe quitarselos a
    tiempo, estos permanecen hasta nuestros ultimos dias.


    Rm

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:20 p. m.

    Si todos nos expresaramos como somos, el Mundo seria más bello; ya que todos estamos sometidos a disfraces que vamos poniendonos según las circustancias.

    Aurora

    ResponderEliminar