jueves, 12 de noviembre de 2009

La seguridad, Helen Keller



¿Recuerdas que en julio conté la historia de Helen Keller? Pues hoy, de nuevo la traigo a colación pues he leído estas palabras que escribió que me han hecho pensar en que la comodidad a la larga nos trae incomodidad y que necesitamos arriesgarnos y sentir el peligro para ser felices. Tal vez esta necesidad nos la dicte nuestro cerebro reptiliano, gracias al cual el ser humano sobrevivió en la época de las cavernas.
"La seguridad es en gran medida una superstición. Y, a la larga, evitar el peligro no trae más seguridad que exponerse a él. Porque la vida es una aventura atrevida…o no es nada." “El Ojo del Huracán”, Helen Keller


4 comentarios:

  1. Anónimo11:01 a. m.

    Me parece que tiene ese razón Helen Keller,
    a pesar de que todos huyamos de la inseguridad.

    Js

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:05 p. m.

    Lo que realmente nos hace crecer es el riesgo, la aventura, el salir de la zona comoda.
    Yo ahora estoy en un proceso de cambio, y lo primero que he hecho es apartar mis miedos.

    Feliz día


    Rosa

    ResponderEliminar
  3. La seguridad no existe es solo una sensación creada por nuestra propia mente y a causa del razonamiento humano, pero como animales que somos siempre perseguimos la aventura o aquello que nos produce satisfacción, aunque venga acompañando de miedo también.

    alba66

    ResponderEliminar
  4. La seguridad no existe es solo una sensación creada por nuestra propia mente y a causa del razonamiento humano, pero como animales que somos siempre perseguimos la aventura o aquello que nos produce satisfacción, aunque venga acompañando de miedo también.

    alba66

    ResponderEliminar