jueves, 11 de junio de 2009

Una maravillosa melancolía

Hoy me siento melancólica, es una melancolía maravillosa. Lo que ha provocado hoy estos sentimientos es mi reencuentro con un alma a la que me sentí muy unida en el pasado.
Un alma que ha vagado por caminos diferentes a los que lo ha hecho la mía.

Es maravilloso descubrir que después del tiempo pasado queda una preciosa esencia de unión, de complicidad, de aventura...

Lo que se esconde en el corazón es intemporal, cuando se ha querido, se quiere siempre...
¡Qué maravilloso regalo nos ha hecho Dios con el corazón y su capacidad de sentir todo un abanico de emociones!

Hoy estoy melancólica y me gusta, es sentirme viva, es sentir a mi corazón hablándome, contándome historias del pasado, sensaciones dormidas que son despertadas por el beso de las palabras y conectándome a emociones vivas y presentes que tienen una fuerza renovada.

Hoy me siento afortunada por poder experimentar estas emociones en mi interior y por saber que hay otra persona que también las está experimentando. La distancia física no importa pues el alma no conoce el significado de la palabra separación; todo es y somos UNO
.

1 comentario:

  1. Anónimo12:05 a. m.

    La malancolía, nos lleva al pasado, y no nos permite salir del circulo: Tenemos que abanzar y no regresar ni para coger impulso.

    Js

    ResponderEliminar