viernes, 5 de junio de 2009

Educar para /en la igualdad

Estoy con el último trabajo que tengo que presentar para mis cursos de doctorado y es sobre un libro que ya cité en entradas anteriores "Para mi socias de la vida" de Marcela Lagarde.
Reconozco que al principio cogí el libro con bastante, digamos, desánimo. Yo quería tratar temas del amor y mi profesora me recomienda un libro que podríamos etiquetar, a priori, feminista.
Pues bien, después de una lectura a conciencia debo decir que me ha encantado y que me ha abierto los ojos a una forma de pensar y de ver las cosas que antes se me escapaba.

Iré comentando cosas concretas, lo que hoy si quiero reflejar es que la educación de género me parece importante pues, al contrario de lo que se pueda pensar, si se entiende bien lo que hace es acercar a hombres y mujeres en
relaciones de igualdad.
Es necesario conocernos más, conocer aquellas cosas que nos separan y que, en la mayoría de los casos son culturales, es decir aprendidas.

Si nos "educamos" a través del conocimiento y del estudio en estas materias podremos llegar a crear un mundo mejor para todos y todas. Pues en la igualdad ganamos hombres y mujeres. Estoy
convencida de que los hombres formados y con personalidad desean mujeres fuertes y que sepamos lo que queremos y no pongamos nuestras vidas en sus manos esperando a que nos lo resuelvan todo.

2 comentarios:

  1. Anónimo10:48 a. m.

    Eso es lo que deseamos los hombres. Aunque bien pensado las mujeres sois más fuertes en todo que los hombres.


    PP

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:23 p. m.

    Pienso lo mismo que tú,PP; si los hombres tuvieraís que soportar lo que soportamos nosotras, el Mundo no existiría.


    Tita

    ResponderEliminar