miércoles, 11 de marzo de 2009

¿Huida o estatismo?

¿Que es mejor una huida hacia adelante, aún sabiendo que no nos llevará a ningún sitio, o el quedarnos estáticos sintiéndonos atrapados? La huida, aunque sea con un sabido retorno, tiene de positivo que mientras estás en ella lo vives como si realmente fuese real, como si por fin se hubiese acabado lo que nos aprisiona. La parte menos positiva es que el regreso nos pasa factura al volver de un holograma a la vida"real". El quedarnos estáticos significa mantener estable nuestro sentimiento y no tener la oportunidad de tomar aire fresco y así tenemos el peligro de, al final, quedarnos sin aire. Hay veces que la vida nos mete durante un tiempo en un callejón sin salida, y mientras estamos en este momento lo mejor que podemos hacer es disfrutar de aquellos momentos "de gloria" que la vida nos ofrece. Si, al menos, podemos elegir, ya estamos haciendo uso de nuestra libertad. Para ser libres lo primero es abrir los ojos y el corazón a las oportunidades, que tal vez no sean las que deseamos, y después darnos la oportunidad de pensar en ellas como acontecimientos posibles para nosotros. Es decir; darnos la oportunidad de vivir cosas que "no son las que pensamos, ni se desarrollan como lo deseamos", bueno ¿y qué? es lo que en un momento dado la vida ofrece. ¿Por no tener lo que deseamos vamos a dejar de vivirlo y disfrutarlo? Ya he elegido; elijo una huida hacia adelante sabiendo que el final de la misma será mi punto de partida y elijo disfrutar del circulo.

3 comentarios:

  1. Anónimo10:59 a. m.

    La huidas hacia delante nunca son buenas; son como una borrachera, después te pasan factura. Pienso que es mejor esperar a que el destino nos proporcione lo que necesitamos, si no tenemos esa paciencia,el Universo nos dara por satisfechos y nunca nos proporcionara lo que nos conviene.
    Y entonces entraremos en ese circulo viscioso que hablas,para nunca salir.

    Merlinesa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:52 p. m.

    Elvira yo estoy con Merlinesa, debemos ser fuertes,y eliminar todo aquello que al final nos trae negatividad. No debemos entrar en circulos viciosos, pues a veces son como la droga. Te dices, voy aprobar, !yo controlo !,!saldré cuando quiera!; pero al final nos engacha y somos esclavas de esas situaciones, que no nos llevan nada más, que a nuestra destrucción como mujeres.
    Un beso

    Carmen-Fran

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:21 p. m.

    No es bueno entrar en circulos que no nos dejan ver el horizonte, cuanto antes se salga mejor.

    PP

    ResponderEliminar