martes, 17 de marzo de 2009

El burka y la talla 36

Anoche en clase de filosofía el profesor dijo algo que me invita a la reflexión. Dijo que en los países "desarrollados" las mujeres no llevamos un burka visible y que "tal vez" la talla 36 sea nuestro burka, un burka mucho más sutil y también más encarcelador pues al no ser tan visible podemos pasar la vida sin darnos cuenta de que lo llevamos. Pienso que las modas, las formas de vivir, la publicidad, la sociedad, los intereses creados nos hace mucho daño pues nos vende una forma de vivir a la que "aparentemente" no podemos escapar. Esta forma de vivir la aceptamos y no nos damos la libertad de cuestionarla, es lo establecido y es en este mismo momento de aceptar aquello que nos dicen cuando renunciamos a nuestra propia autenticidad, es la renuncia a nosotros/as mismos/as. Yo no tengo la respuesta a como mantener mi libertad viviendo dentro de esta sociedad, seguiré cuestionándomelo para ver si la encuentro, lo que si que voy a hacer es mantenerme alerta a mis decisiones y a aquello que "necesito" y "deseo" para comprobar desde donde me llegan esos pensamientos; ¿son míos? o ¿proceden de unos intereses creados por las grandes empresas para su beneficio económico? A día de hoy lo único que puedo hacer es trabajar para ser más consciente con el fin de ser cada día más libre, como yo siempre digo; más libre de mi misma.

1 comentario:

  1. Anónimo10:50 a. m.

    Tal vez tenga razón tu profe de filosofia; nosotras a veces llevamos burkas que no son apreciables por el resto de los humanos, los llevamos en silencio y con resignación. Y no me refiero a las modas, ni a lo exterior.

    Rosa

    ResponderEliminar