lunes, 27 de octubre de 2008

Las cosas son lo que son

Al hilo de mi entrada de ayer y de los comentarios de Lucia, estoy pensando que una cosa que también interfiere en nuestra felicidad, o al menos en mi felicidad, es la pretensión de que las cosas sean perfectas, el buscarle a todo el final feliz.
Y resulta que hay cosas que no tienen final feliz, si no que son, lo que son meras experiencias. Si yo deseo que todo sea perfecto y de acuerdo con lo que deseo entonces me llevaré las desilusiones que me llevo y que estoy experimentando en el día de hoy.
La búsqueda de la felicidad nos limita los momentos de ser felices.

4 comentarios:

  1. Anónimo12:05 p. m.

    La Felicidad nunca debe ser una meta, pues toda meta debe ser medible,especifica,limitada en el tiempo, y alcanzable. Es el propio camino el que te tiene que dar la felicidad, si eliges un buen camino y disfrutas de el, seras y estaras feliz; aunque a veces encuentres dificultades en ese camino, que te tu aprovecharas para ser más consciente de tu existencia.

    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:54 p. m.

    Elvira con repecto a la felicidad te contare,a mi me dejo mi ex por una amiga, depues conoci otro hombre, que pense que era el hombre perfecto y me dejo por otra,y que casualidad que conocida mia. Estas experiencias me han hecho crecer y hoy me siento feliz, sola con mis hijos, y sin el apego a nadie.
    Un beso
    Maria

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:55 p. m.

    Las expectativas sobre alguien o sobre algo son peligrosas, porque cuando tú has dado lo mejor de ti y estas no se cumplen... se sufre. Yo "intento" no crearme expectativas, vivo el aqui y ahora e intento disfrutar sólo de lo que tengo en estos momentos; cuando me llama una amiga o recibo un sms: son un regalo! porque no lo esperaba y me alegra, pero a veces se me va la pinza y pienso: me van a llamar hoy, o voy a ver mi correo para ver si he recibido ese mail que espero, y cuando no lo encuentro... me duele hasta el alma. Estoy en ello ...pero vivo mucho mas tranquila y feliz cuando practico el ahora.

    LUCIA

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:55 p. m.

    Me gusta lo que has puesto Lucia; a todas nos pasa un poco eso, estamos pendientes de que nos llegen correos o sms, y nos abandonamos a las decisiones de los demas;lo importante es disfrutar del ahora. Y remover nuestra mente hacia esas personas que tal vez nos quieren de verdad, con el corazón, y nosotras rechazamos o dejamos olvidadas. Pues buscamos lo imposible, y en el camino dejamos a seres maravillosos que siempre estan pendiente de nosotras.
    Carmen

    ResponderEliminar