lunes, 11 de enero de 2010

Luz en el alma...paz en el mundo


El nigeriano Umar Farouk, acusado de intentar destruir un avión comercial con destino Detroit el pasado 25 de diciembre, es un joven de familia adinera, solitario y sin amigos. Umar vivía en constante enfrentamiento interno entre su fe islámica y  el mundo occidental. Tal vez sus estudios en una escuela británica de Togo contribuía a esta división.
Presuntamente Umar escribía en Internet bajo el seudónimo de farouk1986 y según el The Washinton Post había subido a la red unos 300 mensajes. En uno de ellos en ¡enero de 2005 decía: "No tengo con quien hablar.... No tengo a quien pedirle consejos, nadie que me apoye y me siento deprimido y solitario. No sé que hacer, y pienso que esta soledad me llevará a problemas"
A pesar de esta sentida soledad Umar tenía 287 amigos en Facebook y él dijo de si mismo:"soy activo, socializo con todos los que me rodean, no hay conflictos, me río y hago bromas, pero no en exceso"
¿Qué nos está pasando? Un joven de 23 años con  casi 300 amigos cibernautas se siente solo durante años y esto le lleva a cometer un acto terrorista.
Ahora los gobiernos se gastarán millones en la seguridad en los aeropuertos y tal vez, sería bueno que pensasen en destinar algo de dinero a la re-educación de las personas.
Una persona feliz y plena en lo último que piensa es en meterse en un avión co una bomba o a entrar en un colegio con una ametralladora o alguna cosa por el estilo.
Al final todos somos seres humanos y todos necesitamos de la compañía de los demás, de la compañía, la comprensión y el amor de los que no rodean.
Porque ya lo decía un viejo provebio chino:
Si hay luz en al alma,
habrá belleza en la persona.
Si hay belleza en la persona,
habrá armonía en casa.
Si hay armonía en casa,
habrá orden en la nación.
Si hay orden en la nación,
habrá paz en el mundo.
Deseo que Umar encuentre luz en su ama y para ello necesitará de lo que le rodean y de que la sociedad no le vete, sino que lo reconduzca.

2 comentarios:

  1. Anónimo2:58 p. m.

    INGENUA...el ser humano es misero por naturaleza. Solo nosotros los engordados y cebados del primer mundo podemos pensar que todo el mundo es bueno... asi nos va, en nuestra pecera ideal

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:38 p. m.

    El ser humano es un animal imperfecto, y me temo que no conseguiremos la perfección.

    PP

    ResponderEliminar