lunes, 24 de mayo de 2010

La nobleza versus el juego

En la vida siempre tenemos varios caminos por los que transitar, esto nos da la libertad para elegir y esta libertad conlleva la responsabilidad de lo decidido. Es un bucle del que no podemos escapar, siempre somos los responsables de nuestras circunstancias, de lo que estamos viviendo.
En este decidir continuo hay un aspecto que hoy me gustaría destacar; la actitud con la que nos relacionamos con los demás. En la película Las amistades peligrosas, se nos muestra magistralmente la diferencia entre jugar con las personas para conseguir los objetivos deseados y relacionarse de corazón siendo noble.
Tradicionalmente a  las mujeres se nos ha enseñado a jugar con los hombres a través de aquello que parecía ser lo que mas deseaba de nosotras; el sexo. "Si quieres conseguir a un hombre, no te des pues lo perderás para siempre"
Dios mío que forma tan mezquina de ver el mundo y las relaciones, de rebajarnos, tanto a hombres, como a mujeres a nuestro instinto sexual, de olvidarnos de tantos dones que ambos tenemos para someterlo a la búsqueda de placer per se.
Mi idea es que las relaciones sexuales son muy importantes y que el sexo pone en marcha mucha energía, eso no  se me ocurrirá negarlo. En lo que no estoy de acuerdo es en la utilización consciente de este aspecto de la persona para conseguir fines. Pues parece que está mal visto las mujeres que utilicen su cuerpo para ganarse la vida y es "socialmente aceptable" que la mujer planifique y juegue con el deseo del hombre para "cazarlo".
Mi opinión es que en materia amorosa, como en todas, lo mejor es actuar de corazón, siendo nobles, actuar en base a lo que sentimos o en base a nuestros valores, no en base a la consecución de un fin.
¿Qué valor tendría una relación que para que siga adelante tengamos que estar planificando el deseo del otro, lo que decimos y lo que hacemos? ¿No es eso imponernos una esclavitud de por vida?
Para mi la nobleza en las relaciones es darnos la libertad de mostrarnos como somos y asi, dar la libertad a la otra persona de decidir si aquello le gusta o no, e igual a la inversa.
Una relación sustentada en el juego acabará cayendo, la banca siempre gana.
Una relación sustentada en la nobleza podrá seguir o no, lo que si es cierto es que mientras Sea, Será de verdad.

3 comentarios:

  1. Anónimo5:48 p. m.

    Elvira,

    No te importe lo que te voy a decir, pero nada mea que comentas obviedades, nada nuevo bajo el sol.

    El buenismo esta de moda, pero se sustenta en cosas tan obvias y tan demostradas, que no aporta nada nuevo lo que estas comentando. Por que no hablas del amor bestial e irracional de una madre/padre por un hijo drogadicto? o por alquien que esta diagnosticado con cancer terminal? ... estos casos no los puede uno imaginar hasta que los vive, pero amor sustentado en la nobleza ??? es que a veces parece que escribe un hada, tal como tu pregonas, pero los HADAS NO EXISTEN, así como los gnomos, los elfos o las brujas ... y los tiempos del Rey Arturo ya han pasado hace 500 años.

    Un beso

    Bego

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:51 p. m.

    No estoy de acuerdo contigo Bego.
    Creo que las hadas existen y tal vez tus ojos estén tapados de tanta lagrima que tal vez la vida te ha proporcionado. Coge un pañuelo limpiatelos y veras como veras Hadas y gnomos por toso los sitios.

    Suerte
    Un Lector

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:04 a. m.

    Pero que lágrimas! si yo no he dicho nada de mi vida, que es de lo mas comun de los mortales!
    Se puede ser agnostico de cualquier cosa, sin tener que haber pasado un trauma.

    Bego

    ResponderEliminar