martes, 23 de diciembre de 2008

Sentir frente a exigir

Tal vez en navidad sea el mejor momento para relacionarnos desde otra perspectiva con los demás, tal vez este sea el momento de sentir al otro en lugar de exigirle. Vamos por la vida, exigiendo que los demás nos entiendan, que comprendan nuestras necesidades, que nos den aquello que "secretamente" deseamos... Tal vez podamos, como dice Jorge Bucay, solo por hoy, comprender al otro, sentirlo... sentir como se encuentra cuales son sus necesidades, qué es aquello que "secretamente" necesita de nosotros y nos está pidiendo. En como darle la vuelta a la tortilla, pasar de demandar a ofrecer, de exigir a sentir, de pedir a dar, de mirarnos el ombligo a volver la mirada hacia el otro. Hacer un ejercicio de cómo nos puede estar percibiendo el otro... esto no es fácil de hacer pues el ego no desea enfrentarse a esta realidad y enseguida tiende a justificarse y a echar balones fuera. El ego desea que pensemos que somos perfectos/as y que toda la "culpa" la tienen los demás. La realidad es que en este mundo no hay nadie perfecto y que cada cual tiene una parte, mayor o menor, de responsabilidad sobre sus relaciones con los demás. Así pues te propongo; !siente en lugar de exigir! Tal vez la vida te muestre otra cara.

1 comentario:

  1. Anónimo5:20 p. m.

    "Sentir en vez de exigir", esa es la cuestión según tu; para mi pondría otra máxima más,seria "dar en lugar de exigir"
    Felices Fiestas Elvira

    Carmen

    ResponderEliminar