jueves, 25 de septiembre de 2008

Aceptación de lo irremediable

Estoy en la oficina y me encuentro bien, estoy haciendo un poco de trampa pues estoy escribiendo aquí en lugar de trabajar. Bueno sólo son unos minutos, hoy me lo voy a permitir. He ido a la consejería de Industria, había un señor que había solicitado una subvención y se quejaba de que le pedían muchos papeles, que no le hacían caso y mil cosas mas. Conozco a las personas que trabajan allí y son realmente serviciales y colaboradoras. dar la subvención ¿de que le vale quejarse? tal vez esta queja lo que produce es que el funcionario lo deje de lado y pase a revisar otro Todo esto me ha hecho pensar que aveces en lugar de aceptar las normas vamos en contra y esto nos perjudica. Si a este señor le estaban pidiendo que aportara unos papeles para que les pudieraexpediente que no le cause problemas. ¿Cuántas veces en la vida nos revelamos contra la realidad y esto nos agrava aún más la situación? ¿Cuántas veces podríamos solucionar nuestros problemas por medio de la aceptación de las normas? ¿Cuántas cosas dejamos de hacer por ego o dejadez que nos producen un dolor constante? Hay cosas que podemos cambiar y que podemos trabajar para ello, hay otras que hemos de aceptarlas tal y como son, pues el luchar contra ellas solo nos produce dolor. (Me voy a aplicar el cuento y a trabajar desde la aceptación de que "es lo que hay" por ahora)

4 comentarios:

  1. Anónimo6:26 p. m.

    Querida Elvira,

    Veo que existe una contradicción entre esta última entrada y la anterior: "Aceptación de lo irremediable" y "Cambio victimismo por acción" ... se contradice en menos de 24 horas. Deje de lado los libros de ganadineros y dediquese a vivir la vida y pelearla, con sus reglas, lo demas son pajas mentales. Por cierto si tiene casa y trabajo, un consejo: no los pierda, son los activos mas valiosos que va a tener en estos tiempos de crisis que estamos padeciendo y seguiremos padeciendo durante mucho tiempo. El activo mayor que hay es la familia.
    Zeneka

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:52 a. m.

    El activo mayor que hay es "ser tu mismo" y encontrarte bien contigo y no vivir de cara a lo que vayan a decir de ti los que te rodean.

    Zulema

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos !! Que buen tema inicias hoy en tu blog !! Yo creo que todos nos sentimos absolutamente identificados con tus sentimientos. En la vida nos invaden en ocasiones sentimientos de hastío, incomprensión y rabia. Son nuestras reacciones a los estímulos que no nos gustan y son profundamente humanas, y ese es el problema, su propia cotidaneidad. Si pensamos que la vida es una escuela, solo con saber bregar con nuestras emociones ya tenemos un campo ingente de aprendizaje. A veces basta con observar un poco nuestra propia vida, y recordar aquella época en que muchas cosas salían mal.. ¿Lo recuerdas? ¿Que ocurrió al final? ¿Ocurrió que al final todo pasó?... Pues ahora también, todo pasará y todo lo sufrido habrá sido en balde. Todo pasa siempre. Feliz dia a todos.

    ResponderEliminar