jueves, 27 de agosto de 2009

Renacer en plenitud

Siempre que podemos mi amiga Adelina y yo empezamos el día tomando un café, compartiendo un croasant y una buena conversación. De esta forma empiezo el día con una bonita sensación de bienestar y plenitud.
Durante el trayecto de la cafetería a mi oficina siempre me meto en mis cavilaciones, muchas mañanas es en este momento cuando me surgen ideas para escribir aquí o en mis cuadernos de apuntes.
Esta mañana la sensación ha sido maravillosa, es una sensación que está conmigo desde hace una semana más o menos y es la de haber renacido.
El mes pasado cumplí 41 años, hace 12 días terminé mis estudios y he tomado decisiones firmes y muy fuertes... Ahora la sensación que me envuelve es la de ser una nueva persona ¡hasta físicamente me encuentro diferente!
Es algo así como que me he estado preparando para lo que ha de venir a partir de ahora, me siento fuerte, siento que he curado muchas de mis heridas, mi corazón se ha roto muchas veces y lo ahora está fuertemente remendado, he trabajado mi intelecto y mi espíritu.
Mi vida está en un caos aparente pues en lo realmente estoy es en el campo de infinitas posibilidades... ¡todo puede pasar conmigo!
Es como si acabase de nacer con herramientas, con conocimientos, conociéndome a mi misma y sabiendo lo que deseo.
Soy un espíritu libre que voy en busca de mis sueños, soy un potencial de creatividad.
Hoy mi amigo Fernando me ha preguntado por Skype ¿Ha pasado algo para que estés tan feliz?- Mi respuesta ha sido; -No ha pasado nada, ¡iamgínate cómo voy a estar cuando pase!
Ahora sé que mis esfuerzos han merecido la pena, que tantas veces como me he sentido perdida tienen un sentido, ¡tenía que llegar a cómo me encuentro ahora!
Si tu estás en el camino ¡ánimo, realmente merece la pena! y Si te encuentras plena, pleno, como yo ¡disfrútalo a tope! De cualquier forma ¡Feliz día!

5 comentarios:

  1. Anónimo11:52 a. m.

    Que bonito que la vida nos ofrezca éste tipo de días. A mi a veces me ocurre he intento disfrutarlos al máximo.

    Merlinesa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:27 p. m.

    Cada día es un renacer.En nosotros cada día nacen un billón de células y mueren otras tantas.Somos forasteros en nuestro propio cuerpo. Leo a Sydney Brenner, biólogo, premio Nobel de Medicina en el 2002; y hoy no eres el mismo que ayer.

    PP

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:22 p. m.

    Por fin veo que has vuelto al Mundo,y además feliz.
    Bienvenida.


    TT

    ResponderEliminar
  4. "Podemos perdonar fácilmente a un niño que teme la oscuridad, la verdadera tragedia es cuando los hombres temen la lu".
    Platón

    FELIZ ILUMINACIÓN A TODOS!!!

    Besos
    Fer

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:24 p. m.

    Me ha encantado tu renacer Elvira, pues es signo de Sabiduria, algo que nunca se encuentra en los libros.Pues la auténtica sabiduría está en saber dar adecuada respuesta al rumor del mar, al llanto de un niño, a la mano implorante de un anciano, a los latidos de un corazón que ama,a ese gratificante almuerzo con tú amigo Adelina.

    MBS

    ResponderEliminar