sábado, 18 de abril de 2009

Visita al Monte Nebo


El viernes pasado fue Viernes Santo y me encontraba en Jordania, "casualmente" este día visitamos el Monte Nebo, donde Dios habló a Moisés.
La experiencia fue realmente fuerte.
Al llegar allí arriba todo el cuerpo se me erizó, sentí algo muy potente dentro de mi. Allí existe un tipo de energía muy especial.
y ¡Fíjate que vistas! Se ve toda Tierra Santa, incluso, dicen que en los días despejados se pueden ver las agujas de la iglesia de Jerusalén. ¡Es maravillosa la sensación!

Desde Monte Nebo hay una carretera que pasa por Tierra Santa y que baja hasta el Mar Muerto, durante este trayecto, tuve la suerte de poderlo vivir en silencio y muy en contacto con mi interior y puedo decir que Dios me habló, sin ponerle a esto misticismo ni milagros.
Yo sentí como recibía mensajes y como mi interior se expandía ¡fue una experiencia inmensa!
Uno de los mensajes que recibí fue una respuesta a mi eterna pregunta de ¿por qué existe el mal en la humanidad? La respuesta fue: "Tal y como es dentro de los corazones de los hombre es fuera" Todos los seres humanos sentimos amor y sentimos odio y la realidad que creamos es el reflejo de lo que sentimos. Esto forma parte de nuestra libertad, pues la maldad es el coste de la libertad del ser humano. Para que haya paz en el mundo primero tiene que haber paz en los corazones de cada ser que compone la humanidad.
Para mi esto tiene mucho sentido ¡No podemos crear un mundo en paz si no hay paz en cada unos de sus miembros! Por esto es tan importante el trabajo interior.
Yo lo pensaba, ¿Cómo va a haber paz el mundo si, por ejemplo yo, que siempre hablo de amor, a veces siento odio?
Durante la bajada sonó la canciónde José Luis Perales; "Que canten los niños", totalmente apropiada y adecuada para ese momento.
Aquí está el enlace al vídeo de You Tube: http://www.youtube.com/watch?v=IlgayLpAAtc

2 comentarios:

  1. Anónimo10:53 a. m.

    Que suerte Elvira, el poder haber disfrutado des esos sitios, tan emblematicos.

    Js

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:24 p. m.

    !Que pasada!, seguro que sentias algo especial en ese lugar?. Mirare en el Antiguo Testamento para recordar esas escenas.Un besazo.


    Merlinesa

    ResponderEliminar